Mas Allá de Tus Labios

César Portillo de la Luz

Dicen que una noche, en el club Sherezada de La Habana, un hombre pidió que le cantara “esa canción de Feliciano, esa que dice no hay bella melodíaaa…”, y con voz nasal, se puso a entonar el este clásico del movimiento filin, cubanismo de “feeling”.

El guitarrista descansó el instrumento en un muslo y puso el impertinente en su lugar: “Usted es un inculto. Esa canción no es de Feliciano. No es ni siquiera mía. Es de mi pueblo, que me la pide constantemente”. Y comenzó el inconfundible “No existe un momento del día, en que pueda apartarme de ti…”

El bolero que fue compuesto por el cantautor cubano César Portillo de la Luz en 1946 cuando este tenía 24 años. Actualmente es unos de los boleros más aclamados de la música latina, siendo interpretado por infinidades de cantantes.

En una entrevista al bolerista le preguntaron que si le seguía sorprendiendo el éxito del bolero «Contigo en la distancia» y respondió:

“Claro, esa canción la compuse cuando ya estaba casado por primera vez… es un complemento que puede ser cantada por un hombre y una mujer; habla de lo que se siente en la pareja, que es una vivencia tan universal que la convierte en una canción para todos…”

Las composiciones de César Portillo de la Luz crean una atmósfera melódica que, acompañada de la poesía del texto, consiguen dialogar al punto de conmover el público.

César Portillo de la Luz plasma en sus letras diversas inquietudes que lo rodeaban. Le canta al Che, a Vietnam, a Salvador Allende; se refiere también al contexto social donde vive, desde aspectos específicos como el trabajo. Con él, durante sus más de 90 años de vida, crece la música y la cultura cubana.

« Le problème ce n'est pas la chute, c'est l'atterrissage. »

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Bryan Rincón

« Le problème ce n'est pas la chute, c'est l'atterrissage. »